Un tribunal federal resolvió en definitiva que más de 9 mil dueños de boletos emitidos por Mexicana de Aviación tendrán preferencia para cobrar las deudas respectivas, únicamente por debajo de los trabajadores de esa empresa.

El Séptimo Tribunal Colegiado en Materia Civil otorgó un amparo a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), como representante de los dueños de boletos, para que se dicte una nueva sentencia de reconocimiento y graduación de créditos en el concurso mercantil de Mexicana.

En dicha sentencia, que deberá emitir en breve un tribunal unitario de circuito, los 9 mil 333 clientes de la empresa que sólo habían sido reconocidos como acreedores ordinarios quedarán como acreedores privilegiados, por encima incluso del fisco federal.

Estimamos que la manera de proteger adecuadamente su derecho es el de ubicarlos a la par que los acreedores reales, pues juzgamos que su posición en el último lugar de las categorías previstas para el pago de los créditos en el concurso, como es la de los acreedores comunes, reduce sus posibilidades a ser resarcidos de modo efectivo por el incumplimiento de la comerciante en la prestación del servicio contratado", afirmó el Tribunal en un fallo notificado el pasado 10 de abril.

"En cambio, si se eleva su posición en cuanto al orden en el cobro, es la mejor manera de garantizar el reembolso del pago del servicio que no se les proporcionó", agregaron los magistrados.

Los consumidores quedarán al mismo nivel que Banorte y ASA, que son los únicos acreedores que cuentan con garantías reales para sus créditos.

El Gobierno federal, que es el acreedor más importante por conducto de varias agencias como el SAT y el IMSS, quedará por debajo de los consumidores.

"No estaría justificado que el Estado cobrara primero la cantidad que le corresponda por concepto de impuestos sobre los créditos de los consumidores, porque esa ubicación no disminuiría la desigualdad existente entre comerciante y consumidor, sino que enfrentaría a este último a una nueva situación de desigualdad frente al ente público", explicó el tribunal.

Los magistrados decidieron por interpretación, ya que la Ley de Concursos Mercantiles no especifica el grado de preferencia que debe darse a los consumidores.

El fallo es un revés para decenas de empresas del sector aéreo y otras proveedoras de Mexicana, que están al final de la lista como acreedoras comunes, y sólo podrá repartirse el monto sobrante una vez que se pague a acreedores con preferencia.

El Tribunal también ordenó que en la nueva sentencia se dé valor probatorio pleno a los boletos electrónicos exhibidos por algunos clientes, y confirmó que el monto de deuda originalmente reconocido a todos los dueños de boletos se debe incrementar en 25 por ciento, indemnización prevista en la Ley de Aviación Civil por incumplimiento de servicios.

La semana pasada, la Profeco informó que la deuda con los 9 mil 333 acreedores reconocidos en el concurso asciende a 105.7 millones de pesos, y que se busca el reconocimiento a 448 adicionales que reclaman 4 millones de pesos.

Hasta ahora ningún inversionista ha inyectado el capital necesario para que Mexicana retome operaciones, y en caso de quiebra, se pagará los acreedores con lo que se obtenga por la liquidación de sus activos.